Algo más personal

Cumplimos la primera semana de la vuelta al cole y ha sido complicadilla, al menos por aquí. Con uno empezando P3 y el otro pasando a Primero se han vivido nervios y algo de descontrol con las rutinas ya que han tenido que habituarse a nuevas. Supongo que en todas las casas, sea el curso que sea, se vive una semana intensa. Después de 3 mesazos de vacaciones cuesta la vuelta!

Estamos en pleno verano, y quien no se ha ido ya de vacaciones, está a punto de marcharse. Si eres como yo y aún no has hecho tus vacaciones, seguro que no dejas de pensar en ellas ¿A dónde iréis? Quizás os espera una romántica ruta por la Toscana, o un agradable crucero por el Mediterráneo, o quizás sois más de playa y pasaréis unas semanas tostándoos en la costa, o a lo mejor os espera la familia del pueblo. No importa, sea como sea, seguro que no veis el día para empezarlas.

Este año parece que me he quedado sin vacaciones. Va a ser imposible escaparse unos días a ningún sitio, pero eso no significa que vayamos a quedarnos quietos ni a dejarnos vencer por el calor abrasador del verano! Además, con peques SIEMPRE es necesario un plan. Entretenerlos y mostrarles cosas nuevas es casi tan importante como cansarlos y que consuman toda esa energía que, a saber cómo, esconden esos pequeños cuerpecillos.

Mi hijo pinta arco iris casi cada día con el mensaje de "te quiero mama". Tiene 5 años y pinta arco iris de 5 colores, siempre los mismos y la misma dedicatoria. Es algo sencillo pero que tiene un efecto gigante sobre mi. Tal vez llevo ya unos 50 arco iris y cada uno me ha arrancado una sonrisa, aunque ese día yo estuviera algo "negruzca". Cuando te sacas el carnet de madre o padre, viene con un montón de material adicional. Cuentas con una serie de "coletillas" que han sobrevivido generaciones, para utilizar en momentos críticos y con un orgullo de súper mamá que viene de serie. Cualquier figurita, dedicatoria o canción de tus enanos, te eleva a la categoría de "máster del universo" en el ranking de mamas afortunadas. Esto no es nuevo, ni de mi exclusividad. De hecho también tu podrías escribirme sobre ello. Pero a veces suceden cosas extraordinarias. Alguien a quien apenas conoces, que no te idolatra ni te tiene en un pedestal, pinta arco iris por ti. 

Hace tiempo que a los de Oriente les salió un gran competidor. Llegó con fuerza a rebufo de modas yankies para quedarse. (Tengo que decir que cualquier excusa que sirva para reunirnos y celebrar juntos algo, para mí es bienvenido). Pero teníamos una postura clara; o eras de Papá Noel o eras de Reyes Magos. En la pugna por la popularidad había siempre un claro vencedor. Ahora se sientan a la misma mesa los 4, mientras se juegan a las cartas quien se lleva el plato fuerte. Y ahí estamos nosotros alimentándolos a todos y a los camellos si hace falta. Llevamos semanas haciendo compras (y las que nos quedan), los regalos que querían, los que nos hacen capricho, las ofertas que tenemos que aprovechar, el por si acaso me quedo corta...y así nos hemos liado con los trasteros a reventar de regalos que ya no sabemos bien ni para quién son. TENEMOS QUE PARAR! Sí en serio! A este paso me veo comprando en pleno agosto para que tal juguete no esté agotado, o tal gadget en pre-venta porque seguro que le hará ilusión a Pepito.

¿Te gusta la foto? Te cuento la historia..

Hay días como ayer en que todo se te junta. Es lunes, hace un frío tremendo. Ya sé que dirás que ya iba tocando que estamos a finales de Noviembre. Pero a mi me pasa en cada estación, por mucho que se esté retrasando el frío o el calor extremos, siempre me pilla a contrapié cuando llega. Y ahí estaba yo, lunes gélido en compañía de un tremendo constipado. Pero uno auténtico de verdad, de los que te haría ser finalista de un casting para The Walking Dead. ¿Y que suele pasar en días así? Pues que tienes una cantidad de trabajo que no te la acabas y la inspiración te ha abandonado completamente. Así que en mi estado de "supervivencia" (descripción: chaqueta de borreguito, caja de kleenex y taza humeante en mano) llegó el momento de pasar al modo "madre".  Y como los astros siempre se alinean resulta que mis pequeños diablillos deciden que ESA tarde justamente va a ser de las moviditas. Luchas, carreras, saltos.....y mucho ruido! En semejante escenario "apocalíptico" hay dos resultados posibles:

  “Las cosas vienen como vienen”. Creo que habré escuchado esa frase al menos un millar de veces, pero nunca tuvo tanto sentido para mí como este fin de semana. Tengo una tendencia innata a planificar las cosas. Hace un tiempo decidí controlar esa costumbre un poco, para dar descanso a mi mente y reducir las listas interminables de cosas por hacer. Dejarle mayor espacio a la casualidad estaba funcionando realmente bien. Hasta este fin de semana.

Hoy es el nacimiento online de Original Taste & Co.

Un día especial para mí. De esos que recuerdas durante mucho tiempo.

Muchos me habéis acompañado durante estos meses de transformación y habéis conocido de primera mano el proceso. Trabajo muy duro y esfuerzo. Muchas satisfacciones y alguna piedra en el camino. Mil gracias por estar ahí conmigo!. Si tú que me estás leyendo aún no me conoces, te quiero contar un par de cosas …(ya tendremos tiempo de irnos conociendo).
×